23 de julio de 2007

Publicidad que asusta a los Clientes

Si por algo se recordará 2007 en el mundo de la tecnología es por el gran desarrollo que ha vivido la publicidad online. Si bien hasta ahora muchos anunciantes no habían apostado por este medio a la hora de lanzar sus campañas de marketing, cada vez son más los que ven en Internet a un aliado fundamental para triunfar en el mercado. Las adquisiciones por parte de Google, Microsoft o Yahoo! de diferentes compañías de publicidad online han dado un impulso definitivo al sector, que cada vez está cobrando mayor importancia.

Sin embargo, el medio es tan nuevo que aún se están perfilando sus formatos definitivos. Hay quien sigue apostando por los banners tradicionales, y quien innova con otros sistemas. También, muchos analistas creen que el futuro de la publicidad en la Red estará ligado al desarrollo de los contenidos multimedia, que serán los que más acapararán la atención de los usuarios.

En este camino por crear formatos sólidos de publicidad online, algunos de ellos no han conseguido estabilizarse al haber demostrado su escasa efectividad. El formato más criticado, y que menos repercusión ha tenido entre los usuarios, es el que utiliza un audio para llamar la atención de los clientes. De hecho, según un estudio de Constant Click, los usuarios ven este tipo de publicidad como algo molesto que les puede distraer de la navegación.

“La gente navega por Internet, abre varias ventanas mientras espera que se carguen las páginas y, de repente, un sonido comienza a salir de los altavoces de su ordenador. En la gran mayoría de los casos los usuarios no saben de donde viene” ha comentado Jean-Pierre Khoueiri, CEO de Constant Click. “Entonces tienen que mirar en todas las ventanas que han abierto para averiguar cuál es el origen de ese ruido, y en prácticamente todos los casos cierran esa ventana sin ni siquiera mirar el anuncio, ya que se sienten molestos”.

En la compañía hicieron una prueba insertando anuncios con audio en varias de sus páginas. Para su asombro, no solo habían caído rápidamente el número de personas que pinchaban en el banner, sino que el propio tráfico de la web se había resentido al utilizar esta práctica publicitaria.

Esta forma de marketing online se considera poco atractiva por los usuarios, que consideran estos anuncios una intromisión ya que, según Khoueiri, “si alguien entra en una página que vende calcetines, no quiere escuchar un anuncio en audio que hable sobre coches. Sería más rentable si tuviera relación con el producto que vende u ofrece el site”.Los principales factores que molestan a los usuarios sobre este tipo de publicidad son la dificultad que entraña la búsqueda de una forma para apagar el audio del anuncio, la imposibilidad de bajar su volumen (que, en muchos casos, es demasiado alto) y el carácter amateur de gran parte de las grabaciones.

No hay comentarios.:

Se produjo un error en este gadget.