25 de junio de 2007

Brasil: Los Medios de Comunicación y la Iglesia



San Pablo (Reuters) - ¿Cuanto vale un minuto en televisión? Para la comunidad católica mucho, cada alma no retenida en el rebaño es encontrada por las religiones pentecostales, que hacen de la televisión una herramienta eficaz de conversión. Con 2.000 años de historia, la Iglesia Católica aún combate en la batalla del mass media electrónico.

La estructura televisiva que da soporte a la religión con más adeptos en Brasil no es propiedad de la Iglesia. Son iniciativas independientes, que establecieron emisoras de la década de 1990. Ellas eventualmente actúan en colaboración, pero no tienen gestión integrada y ni hay un plan de unificación.

"Cada cual tiene su característica. En la Iglesia, hay diversidad", justificó el obispo Fernando Figueiredo, de la diócesis de Santo Amaro, zona sur de San Pablo. Él fue presidente del Instituto Brasileño de Marketing Católico (IBMC) y es uno de los directores de la Rede Vida, emisora del empresario João Monteiro de Barros hijo, con sede en la ciudad paulista de San José de Rio Preto.

El interior del Estado acoge también la mayor de las redes católicas, Cancao Nova, administrada por el padre Jonas Abib, que, como el padre Marcelo Rossi, cantaron en la vigilia de los fieles en el Campo de Marte antes de la Misa de canonización de Fray Galvão por el papa Benedicto XVI. Cancao Nova está en Cachoeira Paulista.

La TV Siglo XXI, dirigida por el padre jesuita Eduardo Dougherty, esta ubicada en Valinhos. En la ciudad que abriga el santuario de la patrona, fue inaugurada en 2005, la TV Aparecida.
"Todo eso muestra una necesidad que la Iglesia siempre sintió y la respuesta a algo que está muy presente como elemento importante de la Iglesia, que es evangelizar, que es llevar el mensaje del Señor a todos. Y hoy los medios de comunicación son vehículos privilegiados de esta comunicación para que alcancemos a todas las personas", afirmó don Fernando a la Reuters.

Sin embargo, falta poder en las emisoras. Cancao Nova, por ejemplo, vive de donaciones de cerca de 300 mil asociados y venta de productos religiosos, presupuesto total que llegó la 11 millones de reales este mes, según el Gerente de la TV, Paula Guimarães. En 2006, la Red Record, de la Iglesia Universal del Reino de Dios, tenía facturación prevista de por lo menos 850 millones de reales.

"El crecimiento no es tan rápido como con alguien que tiene capacitación publicitaria", admitió Paula, periodista de 31 años, hace 15 años trabaja con el grupo Cancao Nova, que incluye radio y una editorial. La TV tiene cerca de 500 operarios, tres generadoras y más de 500 retransmisoras. En 2003, contó con el apoyo del publicitario Nizan Guanaes para renovar la imagen de los programas.

Hace cuatro años cuenta con la actriz Myrian Rios, 48 años, que actualmente presenta un programa de oraciones, después de haber conducido por algunos años un talk show en la emisora. Rosario y misa son los programas más populares de Cancao Nova.

MARKETING de la FE

Con 32 años de carrera artística, 27 de Globo, Myrian Rios relató que hace de todo un poco en Cancao Nova: ayuda en la producción del programa y de imagen, aprendió algo de edición."Yo tuve que volcarme, yo crecí como profesional", comentó, por teléfono, de Río de Janeiro.

Los padres-cantantes asociados al movimiento carismático son también estrellas para las emisoras católicas, que potencían con La TV el magnetismo de esos evangelizadores. Un apoyo de las emisoras de televisión abiertas en esta misión religiosa también es bienvenida.
La Red Globo, por ejemplo, transmite los domingos por la mañana para todo Brasil y más de 40 países, pela Globo Internacional, la misa del padre Marcelo en el Santuario del Tercio Bizantino, en San Pabloo. La celebración de sábado a la tarde también es exhibida por la Red Vida."El Padre Marcelo es un elemento muy bueno para la Iglesia, nos dio visibilidad.
Él tiene la visión de un padre que no es intelectualizado, pero agrada a las personas. Él agregó personas a la Iglesia", comentó el consultor de Marketing aplicado a la Iglesia Católica, Antonio Kater Filho, colaborador permanente del IBMC.

Envuelto con la producción de programas televisivos como la novela católica Hermana Catarina, de la cual Myrian Rios fue protagonista en 1996, Kater lamenta que ese tipo de iniciativa no haya tenido continuidad, pero reconoce que los programas religiosos podrían ser más elaborados.

"La audiencia es pequeña porque falta producción, un cierto sensacionalismo, presencia glamurizada de artistas. Nuestros programas son pobres", dijo. Para el especialista en comunicación religiosa Eduardo Refkalesfsky, publicitario y profesor de la Universidad Federal de Río de Janeiro, incluso la liturgia católica es un desafío para el lenguaje televisivo.

"Toda la riqueza visual de las iglesias, de las imágenes y de la arquitectura, toda la ritualística, no tienen el mismo impacto en la televisión. En las iglesias evangélicas contemporáneas, la liturgia es muy simple", afirmó. "En general, se resume a alabanza y predicación. La alabanza puede ser fácilmente adaptada a través de clips musicales o shows en vivo; y la predicación, por ser más racional y centrada en la palabra, también."La actriz Myrian Rios defiende más apoyo financiero de la comunidad. "Si los grandes empresarios católicos realmente invirtieran, sería un gran 'boom'. Muchos temen identificarse. El cristiano evangélico abraza más la causa, ellos son unidos."

No hay comentarios.:

Se produjo un error en este gadget.