8 de marzo de 2008

Más allá de la certeza

Les dejo un articulo de uno de los pensadores que más ha influenciado en mi vida y principalmente en el continente europeo, espero que lo disfruten tanto como yo...
Mas Allá de la Certeza

En los días que corren casi nada es seguro. En los viejos tiempos, cuando las organizaciones
eran más jóvenes, había el sentimiento de que a su debido tiempo llegaríamos a algún tipo de
ley científica sobre las organizaciones. Las compañías tendrían éxito porque podrían
predecir el futuro y, hasta cierto punto, incluso manejarlo. Por ello entonces diseñamos y
construimos nuestras organizaciones sobre las premisas de la planificación, la
predecibilidad y el control. Solíamos utilizar palabras como planear, operar, controlar,
medir.

Pero en mi concepto, todas esas palabras ya no pueden utilizarse en el presente. No
son útiles en un mundo que está fluyendo en vez de permanecer quieto en un sitio. Todo lo
que podemos hacer ahora es dejarnos llevar por la corriente e intentar dirigir las
cosas un poco.

Como Heisenberg y su principio de incertidumbre, uno puede hacer predicciones en el
conjunto -cuando reúne todas las cosas puede deducir, por ejemplo, las diferentes formas
en que van a actuar los mercados-, pero cuando se acerca a mirar los pequeños átomos que
forman el conjunto, todo lo que puede hacer es medir su velocidad y su dirección; no puede
indicar con precisión o definir exactamente dónde se encuentran. Así como es posible tener
una especie de visión general del camino que el mundo ha tomado y la forma en que van a
desarrollarse los negocios, no se puede predecir realmente con certeza en qué van a
desarrollarse los negocios, no se puede predecir realmente con certeza en qué posición nos
encontraremos en ese futuro a más de dos o tres años vista.

A pesar de esta inseguridad es preciso actuar. A veces tendremos que tomar decisiones a
diez años vista y estar preparados para revocarlas o abandonarlas si resultan incorrectas.
Estamos viviendo en un mundo diferente. Debemos aprender a vivir con el caos y la
incertidumbre, tratar de sentirnos cómodos con ella y no buscar certeza donde no la
hay. Como digo en mi libro The Empty Raincoat, es más fácil entender la vida que ya hemos
vivido, pero tenemos que vivir hacia adelante. Sólo podremos lograrlo entrando en la
incertidumbre e intentando crear, dentro de ella, nuestras propias islas de seguridad.
No estamos hablando aquí de la seguridad contractual dentro de una organización, como un
contrato de empleo, etc. La nueva forma de seguridad será psicológica y personal. Será la
creencia de que si la cosa no funciona, siempre podemos hacer algo más. Uno es su propia
seguridad.

Debemos encontrar una seguridad personal también en nuestras relaciones. No estamos
hechos para estar solos, necesitamos un sentido de conexión, debemos sentir que el hecho
que estemos aquí les importa a otras personas, porque si no importa que estemos o no
estemos ahí, empezamos a pensar que nuestra vida no tiene ningún sentido. Si no tenemos
ninguna conexión con nadie, no tenemos ninguna responsabilidad y, por tanto, ningún
propósito.

Charles Handy. Está considerado como el pensador en administración más influyente del viejo continente. Utiliza conceptos como el de "La Sociedad Comunitaria" para el modelo corporativo del futuro. Fundó la London Business School. Escribió varios libros, entre ellos La Edad de la Paradoja, La Edad de la Insensatez, Los Nuevos Alquimistas - Cómo la gente visionaria hace algo a partir de la nada, entre otros.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Te felicito Jorge como siempre sabes hacer una buena elección de lo que publicas. Muy buen artículo, y me quedo con lo último. Debemos encontrar una seguridad personal en nuestras relaciones.No estamos hechos para estar solos.Debemos aprender a encontrarnos y a encontrar en las demas personas lo que buscamos para nosotros mismos. Y eso comienza mirandonos nosotros mismos y valorándonos.

Se produjo un error en este gadget.