24 de abril de 2008

Paradojas Charles Handy

Si vamos a intentar encontrar algún sentido en toda esta confusión que nos rodea, debemos
hallar la manera de organizarla en nuestra mente para empezar a entender lo que realmente
está sucediendo en el mundo e intentar hacer algo al respecto.

Mi manera de llevarlo a cabo es aceptar que no existen respuestas simples o correctas a la
vida, que está llena de contradicciones y sorpresas y que de hecho está llena de
paradojas. Pero si podemos aprender a entender y aceptar estas paradojas, creo que
podemos llegar a encontrar un sendero a través de ellas, podremos convivir con ellas y
manejarlas.

Esto es especialmente necesario cuando los tiempos se vuelven más turbulentos, porque en
esos momentos el mundo se vuelve todavía más complejo y difícil de entender. De hecho, en
cualquier parte adonde dirijamos la mirada, la paradoja parece ser la compañera del
progreso económico.

Lo que la paradoja me hace pensar es que dos pensamientos opuestos pueden ser ciertos al
mismo tiempo. Por ejemplo, uno puede estar enamorado de una persona, la cual, en
determinados momentos, le puede desagradar. Puede desear al mismo tiempo la continuidad
y el cambio y tenerlos ambos. Lo que debemos hacer es aprender a equilibrar los opuestos.
Es como montar en un columpio. Uno tiene que saber que para que el columpio funcione,
tiene que haber una sucesión de movimientos ascendentes y movimientos descendentes y
que ambos opuestos son necesarios para conseguir que el columpio se mueva, un juego en que
el movimiento y la emoción se producen por el equilibrio entre contrarios, porque es
inevitable que la vida esté llena de paradojas. Creo que la clave para el progreso, e incluso
para sobrevivir en la vida y tener éxito, es darse cuenta de que las contradicciones pueden
coexistir, y aprender a vivir con ellas.

Por ejemplo, yo sostengo que las organizaciones tienen que ser centralizadas y
descentralizadas al mismo tiempo. Deben ser globales y locales al mismo tiempo.
Diferenciadas e integradas. Muy ajustadas y sueltas. Tienen que hacer planes a largo plazo
y, sin embargo, seguir siendo flexibles. Sus trabajadores deben ser más autónomos pero,
por otra parte, estar integrados en un equipo. Pero el hecho es que no podemos dejar que
todo esto confunda a la gente. Debemos encontrar la manera de vivir y trabajar con este
tipo de contradicciones para reconciliar los opuestos en vez de vernos obligados a elegir
entre ellos.

No creo que la mayoría de las personas puedan manejar la paradoja con facilidad, por lo cual
tendremos que intentar hacer la vida más simple para entenderlo. La primera medida que
podría tomarse sería conseguir que las personas se diesen cuenta de que existe la paradoja
y de que la solución no es sencilla. No existe un camino fácil hacia la gloria y la felicidad en
la vida. Pero, por otra parte, necesitamos dar cierta estructura a las cosas para que sea
más fácil aprender a manejar la paradoja.

BRANDING!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!





Lo más valioso que poseen las corporaciones son sus marcas y éstas dependen completamente de la imagen que proyectan. La percepción de las cosas es siempre un tema complicado de evaluar, pero es justo en este punto donde los negocios se generan o se destruyen.


Los usuarios del siglo XXI han dejado de perseguir el estatus que brindaba la marca para exigir que ahora sean ellas las que aporten beneficios reales a la vida de la gente. En un mundo donde somos capaces de generar nuestros propios contenidos y formas de entretenimiento, los “profesionales” deben redefinir lo que producen y los amateurs destacar del grupo al que pertenecen. La competencia es implacable y al mismo tiempo tenemos espacio para todo y para todos, estamos expuestos más que nunca a una cantidad increíble de información y es imperante administrar nuestros recursos personales para seleccionar qué y cómo acceder a las cosas que nos interesan.


Posicionar una marca es más que nunca tarea titánica, pero sobre todo estratégica. Es necesario redefinir a las audiencias y sus preferencias, para encontrarse de nuevo cara a cara con el consumidor.


En esta batalla interminable de imagen, el branding debe clasificarse por esfuerzos y targets. Uno de los más interesantes es el employer branding, relacionado con la forma en que los empleados perciben la marca para la que trabajan. El talento humano dentro de las empresas es finalmente el elemento diferenciador en la competencia para poder dominar mercados. Los corporativos lo saben y es necesario detectar, atrapar y mantener al personal valioso que ayude a estos objetivos.


En los mundos virtuales, las ferias de trabajo no son tema nuevo y constituyen un interesante canal de acercamiento con un particular tipo de personal. Las bondades de internet y los excesos tecnológicos permiten que la detección de elementos potencialmente valiosos sea más sencilla (obvia al menos) dentro de las últimas tendencias existen entrevistas a ejecutivos que evalúan el desempeño de sus futuros empleados dentro de los juegos en línea, como el WoW (World of Wordcraft) para determinar así su nivel de liderazgo, organización y comunicación con grupos de gente a su cargo.


Las redes sociales, los entornos tridimensionales, la web 2.0, todos los elementos se conjugan para detectar y medir mejor las habilidades de los futuros empleados.
Dentro de Second Life, empresas como Ikea y Philips desarrollan programas piloto de diseño y evaluación de producto para hacer un análisis completo de resultados y medir no sólo la efectividad del resultado, sino el proceso mismo de diseño, además de entablar una relación con los creadores, estas “entrevistas de trabajo” no tienen precedentes y cuando son exitosas generan una empatía absoluta entre el individuo y la marca.


Más allá de la cacería de talentos, estos mismos espacios virtuales sirven de foro para que los consumidores de la marca recomienden o condenen las bondades y defectos de los productos que existen ya en el mercado. Todo el mundo está escuchando, todo el mundo está opinando. Una campaña televisiva no rendirá nunca más los resultados que había podido antes del nuevo siglo. Es responsabilidad de las empresas y los medios entender todo cuanto sucede y actuar en correspondencia, o simplemente perecer en el intento.

23 de abril de 2008

5 consejos para un buen discurso

Ocasionalmente, es necesario contratar a un speaker o a un experto para dar un discurso en tu evento. Asegúrate que los discursos sean lo más provechosas posible para los asistentes.

Básate en las necesidades exactas del speaker

Cada orador tendrá su manera particular de llevar a cabo su discurso, por lo que necesitará una puesta en escena u otra, tales como escenario y requerimientos audiovisuales. Un discurso formal necesitará de un podio tradicional y un micrófono fijo, mientras que una sesión de preguntas y respuestas requerirá un micrófono de solapa y una distribución de los asientos más cercana para una mayor conexión entre speaker y público. Elabora, junto con el propio speaker, una lista con el equipo y puesta en escena necesarios para optimizar el buen resultado de su discurso.

Asegura la clara trasmisión de los mensajes

Si el público no puede oír bien al orador que has contratado especialmente para tu evento, estás tirando el dinero. Un montaje audiovisual defectuoso, una sala con una acústica pobre, la mala colocación del speaker (demasiado, alto, cerca, lejos...) son factores que llevan al público a perder el interés en lo que se quiere transmitir. Sitúa al speaker en el mejor punto de la sala para evitar la reverberación y asegurar que el sonido se extienda uniformemente por la sala y pueda oírse correctamente a cualquier distancia. Para una sala de mayor tamaño, es aconsejable colocar varios altavoces a bajo volumen más que menos altavoces y más grandes y a un volumen muy alto.

Ver para creer

A la vez que es necesario asegurar una buena acústica de la sala, también lo es que los asistentes puedan ver la proyección con claridad, en caso de que haya una, ya que se trata de un importante apoyo para un speaker. Aparte de la proyección, procura que la sala esté bien iluminada para que el público pueda ver con claridad al orador: lenguaje corporal, expresiones faciales y gestos. Las pantallas para visualizar la proyección deben estar colocadas a una buena altura respecto del escenario para lograr un mayor impacto del mensaje, dado que el público podrá ver al speaker y a la proyección al mismo tiempo.
Es muy importante que la proyección pueda verse desde todos los ángulos de la sala: columnas, distancia de los asientos de las pantallas... son factores determinantes a la hora de decidir la colocación y altura estratégicas de pantallas en una sala.

Ensayar el discurso al menos una vez

El ensayo del discurso y la comprobación del buen funcionamiento del equipo de sonido son clave antes de un evento para asegurar la comodidad del speaker en cuanto a puesta en escena, volumen del sonido, iluminación, proyecciones audiovisuales... Cuánto más cómodo esté el speaker mejor transmitirá su mensaje al público. Si no es posible hacer un ensayo, asegúrate que el speaker llegue con cierta antelación para familiarizarse con la sala y con su posición en el escenario antes del comienzo del evento.

Comodidad

Una vez el speaker se sienta cómodo con el montaje y equipo de la sala para comenzar su charla, la comodidad y colocación del público es igual de importante para lograr buenos resultados. Asegúrate que la primera fila de asientos no esté colocada demasiado cerca del escenario; en una sala de cierta dimensión asegúrate que los asistentes puedan ver las proyecciones sin problema. Cuánto más cómodo se sienta el público, más se concentrarán en la charla y más les llegarán los mensajes a transmitir.

22 de abril de 2008

Discovery Channel Cambia su Logotipo




Al Discovery Channel ya le tocaba renovarse, y por eso ha acudido a Viewpoint Creative para la creación de su nuevo logotipo. En los comentarios de AdGoodness puede verse que, en general, el nuevo logo es aceptado. Gusta la “frescura” de la letra y el tamaño y posición de la Tierra. Sin embargo, en Brand New, son mucho más críticos y dicen que el nuevo es aburrido, entre muchas otras críticas.

¿Qué les parece a ustedes?

8 de abril de 2008

Marketing Olfativo

La empresa especializada en marketing olfativo Aromarketing dará olor a azahar a la caseta del Real Club de Enganches de la Feria de Abril de Sevilla.

En un comunicado, Aromarketing explicó que "el objetivo es aportar un valor añadido a los socios para que disfruten aún más de su estancia en la caseta", ubicada en el número 249 de la calle Pascual Márquez del Real hispalense.

Así, concretó que se trata de uno de los primeros trabajos de la empresa en la ciudad, donde acaba de comenzar su actividad tras la firma de un nuevo franquiciado. A través de esta unidad operativa la enseña ofrecerá sus servicios a las empresas de la capital andaluza, entre las que espera "despertar un gran interés, al igual que ha ocurrido en el resto de regiones en las que la marca está presente".

De origen andaluz, es la segunda franquicia de Andalucía, junto con la que tiene operativa en Almería. La sede central de la compañía está ubicada en Estepona (Málaga), desde donde proporciona toda la asistencia necesaria a la red nacional, que cuenta con nueve franquiciados.

Esta firma comenzó su actividad en el año 2006 y destaca por la comercialización de "un innovador método de comunicación que cuenta con gran reconocimiento en Estados Unidos, Canadá o Japón, pero que en España se encuentra en plena etapa de lanzamiento".

En concreto, se trata de "una innovadora fórmula de comunicación que emplea como base el olor para crear un nuevo valor añadido a las marcas que hasta ahora no se había utilizado. Entre sus clientes destacan grandes superficies comerciales, cines, empresas de restauración, firmas de moda, hospitales, etc. , ya que "está demostrado que su uso influye directamente en la decisión de compra de los consumidores, ayudando a incrementar las ventas".

2 de abril de 2008

¿ES TODO MARKETING? - Bértol Gorospe (Eurogap Madrid)

A medida que van pasando los años me doy cuenta que esto del marketing abarca más y más temas. Ya sé que algunos, y sobre todo aquellos con experiencia en otras materias y áreas de la empresa, me dirán que "todo en la empresa no es marketing".

Pero la realidad es que todo o casi todo lo que influye de forma directa o indirecta en los resultados de la empresa y por tanto en su relación con el mercado tiene que ver, y bastante, con el marketing. Aquellos que piensan que el marketing se reduce a gastar, hacer publicidad y/o catálogos están bastante equivocados. Creo recordar que fue Phillip Kotler quien dijo una vez que "Los únicos departamentos que producen ingresos en una empresa son Marketing e I+D, el resto sólo gastos". Podríamos discutir esta afirmación, pero la realidad, y más hoy en día, es que sin una estrategia clara y un buen trabajo en las cuatro variables del marketing mix es difícil tener éxito en el mercado. ¡Ojo! Digo tener éxito, no sobrevivir.

Hace unas semanas estaba reunido con un primer ejecutivo de una de las empresas líderes en España en el sector de Recursos Humanos. La reunión, aunque nos conocíamos desde hace algún tiempo, tenía como objetivo ver tranquilamente uno de los trabajos que como consultores hacemos para alguno de nuestros clientes, el "trabajo tipo", diríamos. Tras una presentación de no más de una hora y media sobre un trabajo bastante profundo, y después de varias preguntas, llega el siguiente comentario: "Esto es una herramienta muy potente para una empresa. Pero si además toca todos los palos: Financiero, Recursos Humanos, Producción, Comercial… ¿Cuántas acciones de mejora pueden llegar a salir?" En efecto, ¡Es muy completo! Un plan de marketing basado en un buen estudio de mercado puede llegar a sacar a la superficie puntos de mejora de todas o casi todas las áreas si se hace con una metodología adecuada. Recuerdo que en este plan de marketing que le presentábamos a este directivo había acciones de recomendación a nivel de formación no sólo externa, sino también interna, destapaba una carencia a nivel de recursos humanos e incluso dejaba entrever un cierto problema en la fijación de precios por la política de costes y precios de cesión que manejaba el departamento financiero, además de otras tantas recomendaciones más habituales en aspectos comerciales y de comunicación.

Si tradicionalmente a la palabra marketing se le asocia rápidamente con "satisfacción de clientes", también es justo pensar que además debe conseguir la "satisfacción de los trabajadores". Este cambio viene a reforzar las últimas tendencias en retención, creación y desarrollo del talento, que a la larga no hacen más que mejorar la competitividad de las empresas. Estamos hablando de marketing interno y/o de personas. Recientemente un propietario de un grupo empresarial me comentaba: "Tenemos que estudiar el valor de la marca interna, cómo se sienten de vinculados los trabajadores, cuánto de orgullosos se sienten…". A lo que añadí que para que los trabajadores de una empresa estén orgullosos de serlo, la empresa debe aportarles valor como personas y para esto es necesario trabajarlo, no es algo que se improvisa. Que Google sea la empresa preferida para trabajar del mundo no es una casualidad: Es algo estratégicamente estudiado y aplicado por la dirección.

¿Y esto que tiene que ver con el marketing? Igual que los mercados cambian, los productos cambian, las personas cambian… el marketing cambia. Ya no es sólo cuestión de estrategia, posicionamiento, producto, precio, comunicación y distribución. Ahora es necesario tener en cuenta otra serie de aspectos: las personas que trabajan en la organización, el entorno social, el Medio Ambiente…Es hora de aplicar un marketing diferente, más adaptado a nuestros tiempos, a nuestra realidad y al estilo de relaciones que tenemos. En este marketing resultan vitales aspectos como el proyecto de empresa, tanto externo o de mercado como interno. ¿Acaso concebimos una organización que funcione hacia fuera, hacia los clientes, pero que internamente esté desfasada? ¿Que tenga una alta rotación de personal injustificada? ¿Que no comparta la información?,¿Que no favorezca el desarrollo de nuevas iniciativas? ¿Que no favorezca el desarrollo del conocimiento?

Tal y como lo veo, marketing no es o no debería ser un departamento de una empresa, sino una filosofía que se tiene o no se tiene. Está compartida por todos o no lo está. Que se aplica o no se aplica. Ya no basta sólo con satisfacer al cliente externo, sino que además debemos conseguir la satisfacción interna y el propio desarrollo de las personas y equipos que componen la empresa. Es el único camino que nos queda si queremos seguir siendo competitivos frente a otros países con una mano de obra más "barata". Tenemos que ofrecer "valor añadido", pero del de verdad. Este mes he terminado de leer el último libro de Koldo Saratxaga sobre un nuevo estilo de relaciones, y de verdad creo que está en lo cierto en muchos o todos los aspectos que expone.

Desde aquí recomiendo su lectura, que en muchos casos debería ser obligatoria, por experiencia, por conocer otros puntos de vista y por frescura. Si alguien lo lee, cuando termine podrá hacerse la misma pregunta que yo me hice. Y esto ¿Qué tiene que ver con el marketing? Para mí mucho.Bértol GorospeDirector de Eurogap Madrid y profesor de ESIC
Se produjo un error en este gadget.