12 de diciembre de 2007

Las empresas Aprovechan la Navidad



La Navidad, además de mágica, puede ser rentable. Las empresas aprovechan el tirón navideño para motivar a sus trabajadores, crear equipo y atraer más clientes. La clave es, según los expertos, sacar partido de un momento emocionalmente oportuno.

La magia de la Navidad se esconde en todos los rincones. Incluso llega a las empresas, que se preguntan cómo aprovechar una época que, además de mágica, puede ser rentable. “Estamos ante lo que se llama un momento emocionalmente oportuno”, explica Jesús Correas, socio director de Dopp Consultores. “Si hay algo que se puede hacer en el mundo de los negocios es aprovechar estos momentos. La emocionalidad busca siempre las dimensiones positivas; hay dos áreas de trabajo a las que las empresas deben sacar jugo. Por un lado, la revisión del año que acaba y, por otro, la proyección para el año que viene.


Es un buen momento para que las empresas valoren cuáles han sido los objetivos cumplidos y cuáles las oportunidades que han quedado pendientes”. Las pequeñas y medianas empresas son las que más ven en diciembre un periodo de oportunidad que no se puede dejar escapar. Incluso en algunas ocasiones el último mes del año es el que les permite cerrar el ejercicio con beneficios.


El consumo de las familias se incrementa notablemente, como consecuencia de ingresos extraordinarios (paga de Navidad, bonus o incluso los pellizquitos de lotería); también aumenta el consumo de las empresas y del Gobierno, ya que diciembre es, para la mayor parte de negocios, el mes de mayores ventas y rentabilidad del año. Para ello, un requisito sine qua non es atreverse con el marketing más nuevo y cretivo. Según los expertos, “hay que valorar lo mejor para cada producto. Lo que no funciona en la temporada de primavera, puede muy bien ser un boom en Navidad.


El márketing navideño es una oportunidad para expandir las ventas y ganar nuevos clientes pero hay que darles un motivo para seguir comprando”. Además de para captar clientes, la Navidad también es un buen momento para hacer equipo. Y algunas compañías se vuelcan con el trabajador: cenas de empresa, cestas de Navidad... Son muchos los detalles que cada empresario puede tener con sus empleados, pero no todos están satisfechos. Según un estudio realizado por Alta Gestión, el 69% de los trabajadores valora positivamente este tipo de iniciativas, pero un 22% asistiría a la cena de navidad de su empresa sólo por “compromiso”, y un 9% pondría directamente una excusa para no acudir.


Sacar partido al espíritu de la navidad


En Navidad reina el buen ambiente. Las fiestas, las luces, los regalos y el sentimiento de empezar el año con buen pie, hace que las personas tengan un humor especial en estas fechas. Muchas empresas, conscientes de ello, aprovechan esta época del año para incentivar el trabajo en equipo en sus plantillas. “Es bastante habitual que las empresas utilicen estas fechas para agasajar y agradecer a sus trabajadores el esfuerzo y el trabajo realizado durante el año, a través de fiestas o recepciones navideñas, así como con otros obsequios como la tradicional cesta de navidad”, asegura Lola García, directora de la agencia Soluciones Eficaces, especializada en organización de eventos y protocolo. “Con este buen ambiente es mucho más fácil fomentar el trabajo en equipo y conseguir aumentar la productividad de la gente”, afirma.


Además, la navidad coincide, habitualmente, con el cierre del ejercicio de las empresas y este puede ser un buen momento para premiar la consecución de objetivos, plantear los nuevos retos para el próximo año o reforzar la formación y la comunicación de los trabajadores. “Se pueden utilizar multitud de herramientas para motivar, crear cohesión en la plantilla o potenciar los valores personales como son los programas de incentivos”, apunta Lola García.Pero sin duda alguna la fórmula más utilizada, son las cenas de navidad ya que son ocasiones ideales para reunirse con los compañeros y jefes dejando el tema del trabajo a un lado. “Es una buena herramienta para que las empresas muestren su interés por las personas de su organización y éstas se sientas apreciadas”, señala Lola García. “También es un buen momento para que los directivos, que durante todo el año suelen ser rigurosos y serios, puedan mostrar su faceta humana y sus sentimientos”, concluye.


Piques para captar a los clientes


Quién no ha paseado por las calles en esta época del año y se ha encontrado ofertas en los escaparates anunciando los precios más bajos, promociones en las que por el mismo precio regalan un segundo artículo o regalos por realizar una compra superior a una cifra. Si normalmente existen diferentes promociones que intentan llamar la atención del cliente, en Navidad esto se multiplica por tres. “Una de las tácticas para vender más es facilitar al cliente el proceso de buscar regalos, esto puede conseguirse con presentaciones especiales o diferentes packs o lotes de productos”, explica Teresa Serra, profesora del Instituto de Empresa.


Otra de las sorpresas de esta época es que parece que los productos navideños nos persiguen. No importa qué clase de establecimientos visitemos, pero es muy probable que cerca de la caja encontremos multitud de estantes con bolas de árbol o cualquier detalle que pueda servir como regalo. Serra apunta que “en esta época en los establecimientos se suelen vender productos navideños, aunque normalmente no sea su negocio.


Por ejemplo, en una tienda de bricolaje es posible encontrar adornos para la casa porque se trata de una ayuda para aumentarar los beneficios”. El emplazamiento de los productos también puede ayudar a aumentar las ventas. “Situar una isla en medio del supermercado donde se encuentren, por ejemplo, todos los turrones sin tener que acudir al lineal de chocolate es un ejemplo práctico”, explica Xavier Oliver, profesordel IESE. No hay ninguna fórmula mágica, pero el precio es importante. Oliver asegura que “en Navidad siempre hay artículos que venden mucho, si quieres vender más que el resto tienes que dar o el precio más bajo o regalar algo, teniendo siempre presente que tiene que ser algo que te compense su coste”.


Luces de colores para vender mejor


Dicen los expertos que montar un escaparate es contar una historia. De hecho, hay quien, como Leila Menchari, directora de Decoración de la firma de moda Hèrmes, considera los escaparates como “historias de seducción, porque el acto de comprar provoca, sobre todo, placer”. Es muy difícil vender sin una buena presentación. Y ahora, en Navidad, las luces de colores son el arma perfecta para vender más y mejor.


George Homer, profesor de Visual Merchandising de Isem Fashion Business School, asegura que “la decoración en esta época es muy importante, porque muestra el compromiso del comercio con la Navidad. Atrae emocionalmente a los clientes, y logra que sientan deseos de hacer regalos. La estimulación visual es siempre el mejor medio de acercar a los clientes al producto”.Es fundamental que la decoración navideña “sea consecuente con la imagen de la marca y que se coloque en los espacios del establecimiento que queden más a la vista. Hay que ser muy selectivo para extraer el máximo provecho de la inversión”, explica Homer.


A la hora de elegir la decoración, hay que tener en cuenta los escaparates, el interior, la presentación de los productos y la atmósfera del local. “El establecimiento entero debe atraer a los clientes”, concluye el profesor.


Papa Noel también está en Internet


“Vuelve, a casa vuelve, por Navidad...” ¿Qué hay más navideño que el anuncio del turrón El almendro? La Navidad trae consigo distintas estrategias publicitarias que pueden servir para atraer nuevos clientes y para fidelizar a los antiguos. Pero los tiempos cambián y los expertos coinciden en que Internet es el medio más eficaz como complemento a campañas publicitarias tradicionales.


Un estudio de la Asociación Europea de Empresas de Publicidad Interactiva (Eiaa) revela que los anunciantes pueden llegar a un 16% del total de la audiencia sólo con la publicidad online, aumentando la cobertura de sus campañas en televisión o radio, por ejemplo. Y la Navidad es la mejor época para hacerlo. El recuerdo de marca y el reforzamiento de una campaña tradicional son los puntos básicos que intentan inculcar los especialistas en publicidad en Internet. “La efectividad no sólo está en el número de usuarios que pincha en un banner, sino que la respuesta a una campaña en Internet puede estar en el punto de venta, y no en la red”, explica Javier Sarasola, presidente de AdLink España, compañía de comercialización de publicidad online, que en nuestro país gestiona en exclusiva la publicidad de treinta webs.

8 de diciembre de 2007

Empleados creadores necesitan una gerencia creadora

Las personas más creadoras pueden ser muy complejas a nivel intelectual y tener frágiles emociones. Y con frecuencia eso sucede

Pregunta: ¿Cuál es el mejor enfoque para liderar a personas creadoras?

Joe Burke, Los Angeles
Respuesta: Liderar a personas creadores, que con frecuencia no se consideran empleados de nada y de nadie -y eso sin mencionar a seguidores incrustados en una organización que consta de niveles, capas y partes movibles- está más lejos de la concepción esbozada en Management 101 de lo que usted puede concebir. Por cierto, se trata de un arte. Y por eso se necesita toda clase de destrezas suaves, como empatía, y hasta asesoramiento psicológico ad hoc. Pero sería un error que usted lidere a personas con su corazón, y se detenga allí. Liderar a personas creadoras también exige, e inclusive demanda, una medida de autoridad.

Por supuesto, nada muy pesado. Usted no quiere que esos empleados huyan de la empresa. Con sus novedosas ideas y sus perspectivas originales, ellos pueden ser, y con frecuencia son, la razón de que se creen nuevos productos. También ayudan a diseñar nuevas formas de trabajar e inclusive brindan ímpetu a toda la compañía. Aún así, las personas creadoras deben saber que existen límites y valores, y deben respetarlos. Si no lo hacen, se corre el riesgo de que descarrilen y arrastren con ellos al resto de la compañía.

Ahora, advertimos que ese enfoque de usar “un martillo de terciopelo” va en cierta manera en contra de la sabiduría convencional cuando se trata de lidiar con personas creadoras. De acuerdo al criterio común, hay que dejar solos a escritores, editores, artistas, ingenieros, diseñadores de software, científicos, e inclusive algunos banqueros de inversiones con mucha capacidad creativa. Según ese criterio, son diferentes de usted y de mí. Son más profundos, sus cerebros funcionan de una manera misteriosa, y además son más frágiles. Si los trata como otras abejas obreras, lo picarán. Pero si los atiende como Yodas consagrados, la sabiduría de esas personas brotará como agua de manantial. Nos sentimos tentados de considerar ese punto de vista una insensatez. Excepto que parte de ella es cierta.

Las personas más creadoras pueden ser muy complejas a nivel intelectual, y tener frágiles emociones. Y con frecuencia eso sucede. Pueden ser raras o quisquillosas. Y algunas son bastante asociales. Muchas comienzan a odiar el status quo desde la escuela primaria, y nunca cesan. Nadie sabe si esas características se deben a la manera en que funcionan sus cerebros, o al modo en que la mayoría de las sociedades permiten (e inclusive estimulan) que esos tipos artísticos actúen. Pero, a pesar de eso, personas realmente creativas parecen bloquearse cuando deben amoldarse a restricciones normales. Y los buenos gerentes necesitan estar al tanto de eso. Pero las empresas no son museos. No existen como vitrinas para mostrar personalidades creadoras, sino para capitalizar su talento. Y para que eso ocurra, alguien tiene que ceder. Y eso significa que la persona creadora debe abandonar la noción de que es un agente libre.

Por cierto, en una ocasión, un empleado creador, un talentoso escritor que solía no cumplir con sus plazos, nos dijo una vez a uno de nosotros, “Usted no es mi jefe”. Técnicamente, estaba equivocado, pero no en su mente. Ahora bien, personas creadoras aceptan básicos procedimientos y principios de una organización. Empujan los límites, pero no los atraviesan.Y como resultado, sus equipos y organizaciones pueden avanzar. Pero, con demasiada frecuencia, las empresas también cuentan con personas creadoras que tienen un talento tan exquisito que “destruyen el sistema”.

Existe por ejemplo, un científico brillante que trata a sus subordinados como si fueran siervos. O un galardonado director de arte que se burla del contador que pide reducción de costos. O un ingenioso diseñador de juegos de video que no habla con personas del departamento de mercadeo. Se trata de una conducta escandalosa. Pero cuando algunos de esos personajes muestran que son buenos creadores, muchos gerentes miran para otro lado. ¿Quién desea matar a la gallina de los huevos de oro? El problema, sin embargo, es que la conducta negativa puede ser algo muy contagioso entre personas creadoras. Después de todo, muchas de esas personas están actuando contra la corriente en una empresa. Aceptan mayores normas de las que desean. Por lo tanto, en alguna ocasión, comienza a diseminarse una conducta disfuncional.

Algunas personas comienzan a trabajar cuando y donde quieren, que usualmente significa trabajar solas. Cesan de compartir ideas con el resto de los empleados. Con frecuencia, disputan con otros empleados, de manera irónica, mostrando sus diferencias en materia creadora. Tal libertad puede ser un alivio, si no algo estimulante, para empleados creadores que lo disfrutan. Pero para los empleados regulares eso es una agonía, pues empiezan a sentirse como personas ajenas, sin voz ni voto en las cuestiones.Y muchos de esos empleados se preguntan, “¿Por qué esas personas creadoras reciben tantas prebendas, y nosotros no recibimos nada?” Y eso conduce a dos tipos de resultado: caos o impasse. Y ante esa situación, los líderes enfrentan un problema único, aunque factible de solucionarse.

Para ganar en el mercado, los líderes deben respetar de manera absoluta a las personas creadoras. Estas son diferentes. Pero si usted desea que su organización prospere, debe asegurarse que mantengan la diferencia dentro de ciertos límites. Sí, algunas personas creadoras pueden mostrarse reacias. Y otras abandonar la firma. Pero recuerde, usted es realmente el “jefe” de ellos, y del resto. Y, por el bien de la organización, necesita actuar de esa manera.

Extraido del Portal de Diario Financiero

7 de diciembre de 2007

Credibilidad en la Web

Son muchos los factores, que influyen en el éxito de una web, uno es la Credibilidad, no podemos vender, si los usuarios no confían en nosotros.Parece que el éxito de una web es: idea+ usabilidad + findability (la posibilidad de que nos encuentren) + credibilidad.

Cada elemento debe tener un peso diferente, pero creo que todos son imprescindibles.Hay diversas técnicas, para hacer el diseño más persuasivo, hay quien habla de implicaciones morales, en este tipo de doctrinas, pero lo cierto es que si queremos vender, tenemos que hacer que el usuario confíe en nosotros.Uno de los libros que recomendé, es el Persuasive Techonology, pues bien resumiendo, las guías para hacer que una web sea creíble me quedan los siguientes puntos:

1 Diseño profesional. Parece que la estética no importa, pero no es así, además de en libro anteriormente mencionado es bueno recordar: Attractive things works better, de Norman. y a este señor, ni Jacob Nielsen lo contradice, básicamente porque tienen la misma empresa, el NNGroup.

2 Haz fácil ver que das información real. Enlaza a periódicos, a IBM, a sitios de expertos, da tus fuentes, enlaza, enlaza, enlaza.

3 Muestra que hay personas reales detrás de tu empresa, o tu sitio web. Si hay expertos muestrálos, y si puedes pon fotos, esto da tranquilidad a los usuarios. Aunque parezca mezclar cosas, sólo tenemos que pensar en los perfiles de internet de los sitios de parejas, los que tienen fotos reciben 5 veces más mensajes que los que no tienen fotos. Podéis leer un ejemplo en Having more profile photos improves your dating odds.

4 Haz fácil que sea contactar contigo, que sea fácil saber donde estás. Un teléfono fijo, una dirección física hace más fácil las cosas.

5 El sitio tiene que ser usable y útil. Aquí hay poco que decir.

6 Contenidos actualizados. Sí, si el último contenido es del 2002, piensa, ¿confiarías en una web así?

7 Diferencia contenido y publicidad. La publicidad no es reconocida como símbolo de calidad. Es básica para muchos modelos de negocio sí, pero diferencia, porque clicar, pensando que es contenido y luego darse cuenta de que no hay nada de lo que esperas frustra.

8 Evita errores de cualquier tipo. Ortográficos, páginas no encontradas, enlaces que llevan a otra parte etc etc etc.

Implicaciones con el SEO, hace tiempo que escribí un post sobre que Google parece favorecer los sitios que se actualizan a menudo, también los visita más a menudo, esto ya es experiencia personal. Hay excepciones.

Hay un artículo bastante interesante, sobre todo ahora que se acercan las navidades, época crucial para el comercio electrónico sobre la importancia de las fotos en la credibilidad (inglés):


A Calidad profesional.

B Alternativas y vistas detalladas. Muestra distintas fotos y vistas del producto

C Ampliables. Si hacemos clics, es que queremos ver más detalles.

D Rápidas en cargar. Con programas como Photoshop o incluso Fireworks, podemos tener muy buena calidad, y rápidas en cargar, no es excusa. Si estamos en un página como una búsqueda y solo puedes mostrar fotos pequeñas, que sean relevantes, muestra sólo una parte de la foto si es necesario.

E Haz al usuario la idea del tamaño real, muestra el producto al lado de un objeto cotidiano, como un bolígrafo, o si es un bolso muestra una chica llevándolo.

F Fotos completas, sí hay accesorios muestrálos. Ojo, si muestras fotos con accesorios que no están incluidos, debes de indicarlo claramente.

G Relevantes. No distraigas a los usuarios con cosas que no sirven. La máxima en usabilidad es el minimalismo, si algo no sirve, quítalo.

4 de diciembre de 2007

Publicidad en Huevos

No es un eufemismo, sino una innovadora idea. A la empresa Eggfusion se le ha ocurrido utilizar los huevos (de gallina) como soporte publicitario. Como dicen en su site, “A Fresh New Way to Advertise”. Además, los beneficios del concepto son para todos: los departamentos de marketing y publicidad encuentran un soporte diferente alejado de los convencionalismos (interesante alternativa ante la saturación de los soportes tradicionales y la escasa creatividad existente a la hora de desarrollar nuevas formas publicitarias); los productores de huevos encuentran valor añadido adicional para lo que ponen sus gallinas; los puntos de venta pueden mejorar sus ingresos destinando espacios a este tipo de promociones en la que los anunciantes le echan huevos al asunto; y por último, los consumidores, receptores de la publicidad, por fin encuentran una utilidad al soporte: en lugar de tirarlo al cubo de la basura (como los catálogos o los mailings) acaba en la superficie deslizante de nuestra sartén (eso si, a gusto del consumidor)



La CBS ya los está utilizando para promocionar algunas series de televisión. Sus mensajes aparecen impresos en huevos que se venden en supermercados de todo el país (utilizando la tecnología láser con la que se graban los códigos de caducidad). Más de 35 millones de huevos (¡Manda huevos!) se han repartido con frases y slogans como "CSI: Crack the Case on CBS" ó "The Class, New Grade-A CBS Comedy" como parte de la campaña diseñada para la CBS por EggFusion (an egg-coding company).

A Internet le ha salido un competidor: las estrategias “Outernet”. Los mensajes no le llegan al consumidor cuando navega, sino cuando empuja el carrito de la compra por el super.

¡A ver quien se anima en Uruguay e importa la idea!

¿Pasará mucho tiempo?

3 de diciembre de 2007

Liderazgo y Reconocimiento

Imagine una organización donde existen programas formales de reconocimiento. Donde reconocen el esfuerzo de las personas, otorgándoles placas, obsequios y regalos. Reconocen formalmente el desempeño de equipos, existen aumentos, premios y bonos por desempeño y organizan importantes eventos para destacar a las personas con premiaciones inolvidables.
Al observar esta organización, cualquiera pensaría que sus trabajadores deberían estar motivados y comprometidos, pero especialmente, que deberían sentirse muy reconocidos, lo cual no necesariamente es cierto.

Sheere Herr, CEO de la corporación American Express Incentives Services, realizó una investigación en la que descubrió que, aunque las empresas tengan sistemas de reconocimiento formales, las personas no necesariamente se sienten reconocidas.

En su investigación, preguntó por las 10 actividades de reconocimiento más importantes para las personas. Según las personas encuestadas, las actividades de reconocimiento más importantes no estaban relacionadas a reconocimientos explícitos, sino a reconocimientos indirectos, tales como:- "Mi jefe busca, escucha y valora mis ideas". A primera vista uno podría pensar que esta no es una actividad de reconocimiento, pero si miramos más profundamente, encontraremos que sí lo es. Cuando un jefe, busca escucha y valora las ideas de un subordinado, está reconociendo que es valioso, que aporta, que es capaz y competente.

El hecho de que el jefe le dé tiempo a la persona es el mejor reconocimiento.- "Mi jefe me incluye en el proceso de decisiones".- "Mi jefe me da proyectos y responsabilidades, y me ayuda a desarrollarme en mi carrera".- "Mi jefe está disponible cuando lo necesito".- "Mi jefe me da autonomía".- "Mi jefe me da más autoridad". - "Mi jefe se preocupa por mí como persona". Si usted fuera a ser evaluado por sus subordinados en función a estas actitudes, ¿cómo cree que respondería? Si queremos mejorar el reconocimiento en la empresa, no basta con preocuparse por crear premios formales, ni con enseñar a los jefes a reconocer, se trata de mejorar su liderazgo en general.

Cuando el jefe invierte tiempo en su subordinado para ayudarlo profesionalmente y como persona es que el subordinado se siente profundamente reconocido. Pero no es fácil. Hoy en día todos andamos apurados, ocupados, tratando de cumplir nuestras metas, con menos recursos que antes y con más exigencias. Nuestra atención es selectiva y se concentra en lo que nos apremia, que son las tareas y las metas. En un estudio realizado a unos estudiantes para sacerdote se les pidió que en un tiempo limitado trajeran un documento que estaba en un segundo piso, cruzando la pista. En medio de la pista, pusieron a una persona aparentemente accidentada pidiendo ayuda.

Los investigadores querían medir cuántos alumnos intentaban auxiliar al accidentado. Los resultados fueron sorprendentes, aquellos alumnos que tenían menos tiempo para hacer la tarea no pararon a ayudar, aun siendo alumnos sensibles, que pretendían ser sacerdotes. ¿La razón? El tiempo ajustado hizo que concentraran su atención en la tarea, olvidando a las personas.Para salir de este círculo vicioso recordemos nuestra misión en la vida. Cuando hago coaching con ejecutivos, siempre veo que la misión de las personas está relacionada con algo trascendente.

La mayoría queremos hacer una diferencia, afectar las vidas de las personas cercanas a nosotros, hacer una diferencia en nuestro país; en general, dejar huella. No podemos dejar una huella con las personas cercanas si solo estamos concentrados en la tarea.Agende reuniones semanales o quincenales con su gente, escuche sus inquietudes, preocúpese por su desarrollo, ayúdelos a crecer profesionalmente, entrégueles cariño como seres humanos, invierta su tiempo y atención en las personas y no solo estará reconociendo a su gente. Además estará reconociendo su propia misión en la vida.

DAVID FISCHMAN
El autor es miembro de Beyond Leadership Group.

1 de diciembre de 2007

Mercadotecnia vivencial, gancho para consumir más


La idea, es que la gente viva una experiencia visual, aromática, educativa o de entretenimiento para que los negocios que se encuentran allí tengan más oportunidad de que el consumidor se acerque.


La necesidad de atraer cada vez más consumidores ha generado lo que se denomina mercadotecnia vivencial, donde los consumidores pasen una mayor parte de su tiempo dentro de los centros comerciales y por consecuencia haya un mayor consumo.


En entrevista, el director de desarrollo de negocios para América Latina de la firma Becker Group, Fernando Valdés, explicó que se vive una nueva era en los negocios de la publicidad y mercadotecnia donde se le debe dar a los consumidores un mayor confort y entretenimiento al visitar un centro comercial.


Como empresa de mercadotecnia vivencial lo que buscamos es crear experiencias interactivas, para que los visitantes de centros comerciales y tiendas departamentales vivan una experiencia que permita que se queden y deseen pasar más tiempo”.


La idea, dijo, es que la gente viva una experiencia visual, aromática, educativa o de entretenimiento para que los negocios que se encuentran allí tengan más oportunidad de que el consumidor se acerque.


Las herramientas que este nuevo tipo de mercadotecnia utiliza son más de experiencia personal que tecnológicas, sin embargo, las inversiones que se pueden hacer en ellas son realmente elevadas.“El costo de la mercadotecnia vivencial puede ir desde los miles de pesos hasta millones, esto depende del tamaño del centro comercial o tienda que lo contrate, en Estados Unidos, por ejemplo, hay centros comerciales que invierten miles de dólares en esto”.


A México este tipo de atracción publicitaria llegó hace aproximadamente cinco años, mismo tiempo en el que se observó en el país un auge en la construcción de plazas comerciales.


Algunos de los proyectos de mercadotecnia vivencial pueden observarse en plazas como Parque Duraznos, Parque Lindavista, Parque Delta o Plaza Universidad, el proyecto más reciente se encuentra en Antara Polanco, con los llamados árboles de agua.
Se produjo un error en este gadget.